1.10.10

Notas de un borracho XIX.

Qué ciego más precioso... hacía tiempo que no era así, de esos que... da igual cómo explicarlo, son increíbles.
Y ahora ya no quiero más notas de borracho, quiero relatos cortos de los que te hacen volar como con Bukowski*.

Sí, pero se me va más la cabeza cuando estoy sobrio que cuando bebo, así que no sé, ¿qué hago?

*Recuerdo un relato de Bukowski en "Hijo de Satanás" en el que diciendo una palabra salían volando, pero no recuerdo cuál era ¿Alguien sabría decirmela?

2 comentarios:

Agustín Ostos Robina dijo...

Yo estoy pensando en salir a la calle con grabadora porque a veces vómito cosas demasiado interesantes como para que permanezcan ahogadas en la negrura de la noche.

Saludos.

P. Lavilha dijo...

Es lo mejor que hay, te lo recomiendo.