19.12.10

Un poco de alcohol y gentuza.

Y es lo que toca, aprovechar el tirón.


El alcohol verdaderamente no me inspira, o al menos en el sentido que la gente espera. Lo que realmente me inspira es la resaca. Esos momentos de enfermedad y amnesia que deprimen aunque se sepa con certeza que fue una gran noche.

La gente es alcohólica por integrarse en la sociedad, yo no soy tan diferente, siempre bebí porque es lo que vi desde que tengo memoria, pero no puedo evitar pensar en que lo mío es diferente.

¡Qué coño! Soy igual que los demás, que tú, que tú y que tú, sentirse diferente es creerse mejor y especial. Lo siento si lo sentías, eres igual de ruin que nosotros los demás, otro despojo, pero oye, no eres tan malo, supongo que por eso de que el resto sí lo sea.

Haz caso a tu padre, deja de decir que vas a hacer tantas cosas y hazlas de una puta vez –esto último me lo digo yo desde la boca de otro cualquiera, todos necesitamos sentirnos bien-.

2 comentarios:

Lobo de Bar dijo...

Creo que hay muchas formas distintas de emborracharse y de vivir el alcoholismo. Para algunos es algo casi religioso, para otros un mero pasatiempo.

Y sí, hay que hacer cosas, te lo dice alguien que nunca las hace bien...

Agustín Ostos Robina dijo...

Me pregunto si la gente normal se percatará de que lo es. Con comentario como este siempre puede conjurarse un necio y decir "tú es que eres distinto, ¿no?". "¡Me cago en tu calavera!" Pues claro que sí, joder. Me pegaría un tiro si fuese como el resto y me da por culo que haya tanta gente interesante que no conozca todavía.

Perdón, pequeño desahogo matutino en unas fechas en la que cada día estoy más hastiado.

Lo del alcohol. Decía el maestro "borracho me conozco más a mí mismo y me quiero". A ti que te gusta el rap deberías saber que son de Kase. O que, por cierto, tocan en Madrid en marzo con su banda de jazz y suenan increíble. ¡Yo voy! El caso: que la opinión de uno que se cree poeta es que cuando bebo cuando todo el mundo lo hace tengo millones de ideas pero al final un sentimiento malo me invade y me hunde. Intento escribir algo y es mierda. ¡Qué le vamos a hacer!