25.8.11

Patos en V.

Tal vez sea por la cantidad de horas que he estado últimamente con los ojos secos ante la pantalla deseando cerrarse o mis dedos callosos salpicando llamas del número 2, o que echo de menos a Poe, o que me estoy volviendo loco... pero creo que he visto a una familia de patos bañándose en mi piscina.

Tengo tantas historias que contar... muchas, en serio. Espero poder ponerme algún día, quizás dentro de un mes, cuando todo vuelva a la normalidad.

Tantas agujas de coser, música alta, zapatos de claqué... y a mí sólo me apetece una balsa hecha con palmeras y beber la leche de aquel coco peludo de ahí.

Pronto los patos se irán volando en formación de punta de flecha... pero, ¡ey! estoy bien, le sacaré brillo a mi escritorio para cuando vaya a usarlo.

Mientras tanto...

4 comentarios:

Lobo de Bar dijo...

¿Patos en la piscina? ¿No serán los de Toni Soprano?

P. Lavilha dijo...

Exacto.

Lobo de Bar dijo...

Como se entere de que los tienes tú estás jodido :p

P. Lavilha dijo...

Se marcharán pronto a New Jersey, supongo... creo que sólo están aquí por el buen tiempo.

Tampoco quiero aparecer en el fondo del río con zapatos de cemento...