7.1.12

Cavilando en la proa de Xiphias.


Todo sigue pareciéndome extraño. Nuestras formas de mentir, nuestras formas de llorar, nuestra dificultad para pedir perdón… ¿sabes? somos fruto de las sinvergonzonerías de nuestro alrededor y, otra cosa no, pero yo soy especialista en perder el tiempo.

No es que como propósito de año nuevo me haya prometido no enamorarme, sino que sé que no lo voy a hacer, por lo menos durante un tiempo, no esa clase de amor. Tengo pendiente todavía escribir muchas, muchas páginas antes de hacerlo, también tengo un buen puñado de libros en la estantería haciendo ejercicios de calentamiento… luego iré a donde sea, y quizá entonces me enamore.

Ya oigo el rítmico caminar de mis bambas en asfalto, ya noto el peso de una mochila y una guitarra a la espalda bajo el sol, el pasar páginas tumbado en la proa de nuestro velero, digo el de Thiago, Howard y mío, aún no sé qué nombre ponerle… algo que surque las aguas con un silbido en plan Hey, Joe y que suene otra canción para cambiar de párrafo. Ése es mi secreto a veces. Me imagino con las manos callosas por el roce de los cabos, y las lluviosas noches de pánico a la luz de un candil tembloroso, pero no me asusta, pues también veo el azul sobre el azul sembrado de blancas nubes cantando las canciones de hombres con golondrinas en el pecho que viven sus muertes en el fondo del Océano. Por supuesto que oigo el caminar de mis gastadas bambas en el asfalto.


No sé lo que pasó exactamente. Me refiero a todo en general, a todo lo que recordamos. Cuando alguien dice que parece que fue ayer… a mí nunca me lo parece, no sé, quiero decir… lo que parece es que no pasó nunca. Y nosotros estamos convencidos de que sí. Supongo que podemos estar seguros porque hay más gente que coincide con nuestros recuerdos en menor o en mayor medida, no lo había pensado antes, son cosas que se me ocurren ahora.

Porque es un hechizo eso del escribir, cómo se activa la mente y te saca del espíritu cualquier cosa, digo CUALQUIER COSA a través de las yemas de los dedos. Y ni siquiera deja un cosquilleo ni nada… sólo palabras escritas, incluso, a veces, parecen cobrar sentido. Yo no sé si esto le dice algo a alguien por ahí fuera… está en mi cabeza, como mucho entre las paredes del cuarto donde escriba… me estoy haciendo un lío… lo que quiero decir es ¿Qué le dicen mis palabras a cualquiera que las lea? Porque no creo que sea lo mismo que me dicen a mí… cuando sea nos tomamos algo y discutimos acerca de este asunto.

Cavilo… cavilo, cavilo… me gusta esa canción. 



6 comentarios:

Inestabilidad Mental dijo...

Enamorarse no es algo que se pueda planear en la agenda; es algo que pasa sólo. Desafortunadamente, aún desconozco esa sensación, o sentimiento, o lo que sea.
Por otro lado, confieso tener pavor a los barcos, al mar y a todos sus habitantes. Soy de las que no se adentra más allá cuando el agua le llega a las rodillas.

Y, bueno, sería una gran idea compartir un café e impresiones sobre tus palabras, pero tú eres especialista en perder el tiempo, según dices, y yo no te haría perderlo :)
Un beso, P. Lavilha.

P. Lavilha dijo...

Lo que quiero decir es que no entra en mis planes por ahora, no lo voy buscando.

Yo también tengo miedo al agua, no mucho, pero siempre que me baño tengo la sensación de algo grande nadando debajo de mí, pero creo que las ganas que tengo de viajar y ver mundo pueden con todo eso...

Soy especialista, pero estoy intentando dejar de serlo.

AtaqueEscampe dijo...

Cuando menos lo buscas, más aparece...ten cuidado.

Me encanta eso que dices "es un hechizo eso del escribir"....también lo es leerte, hasta 3 y 4 veces...hasta llegar a "entender"

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

vErdE! :) dijo...

¿Qué le dicen mis palabras a cualquiera que las lea?

la persona de turno que se encuentre ese día en el trono de tu mente, esboza un dibujo sobre tu cara de hoy, siempre cambiante!


No me preguntes por este comentario mañana, porque alegaré que tal día no existió,que solo soy capaz de sentir el momento presente (y en este punto es donde miento cual bellaca)
si en algo soy experta, es en olvidar. ha ha ha

Cara trasgu!

by: sylided

P. Lavilha dijo...

AtaqueEscampe, muchas gracias por leerme jeje me andaré con ojo.

Gracias a ti también, del Bass, espero que te siga gustando.

Y Verde... aaaaUUUU ¿Qué te dicen a ti, tú que me conoces? Sabes que al final acabarás explicándomelo, porque seguramente tus palabras no me estén diciendo del todo lo que estás pensando, majara.