22.10.10

El tonto viento.

Hoy toca improvisar... recibí disculpas por cosas que ocurrierron hace un año, caen lágrimas de asuntos que parecía ya se habían solucionado... vuelan nubes, se vomitan tripas... y yo sigo aquí sentado viendo cómo va este puto mundo de mierda en el que todo va al revés... sólo me queda mi madre, ella es la única que confía en que escriba algo que merezca la pena -o al menos que yo sepa-. Lo intentaré con una pequeña ayuda de mis amigos que, hoy sí, seguro, puedo decir que tengo.

Deseo respeto a todo el mundo, es decir, PAZ.

3 comentarios:

Sort dijo...

No solo tu madres confia en que puedes escribir algo que merzca la pena ;)

Lobo de Bar dijo...

Yo también pienso que puedes escribir algo que merezca la pena. No desesperes y confía en el alcohol y los lisérgicos para los momentos bajos.

P. Lavilha dijo...

Muchas gracias a los dos... a ver si sale algo pronto.