7.6.10

Estrella negra.

Esta vez no hubo mareas, sino explosiones y árboles secos cuyas ramas estaban llenas de huevos gigantes custodiados por abejas azules... no te olvides, los hubo mejores que tú, pero se arrepintieron.

1 comentario:

Agustín Ostos Robina dijo...

Esto me recuerda a Twin Peaks: "Cuando empieza este tipo de fuego es muy difícil apagarlo. Las tiernas ramas de la inocencia arden primero y se levanta el viento y, entonces, todo lo bueno está en peligro".